[Viaje a China 2012]

3er VIAJE A CHINA: SEPTIEMBRE DE 2012
Por el Sifu Martín Ugarte

En esta ocasión, he decidido viajar nuevamente a China en grupo, es decir, con mis alumnos avanzados. A pesar de algunos inconvenientes previos referentes a la organización, el grupo estaba definido y listo para emprender una nueva aventura al lejano Oriente. Algunos alumnos vienen por 2da vez a China, lo cual hizo que diagramara este viaje de manera diferente al del 2010.
La delegación estuvo compuesta por 10 alumnos y quien escribe este artículo.
El viaje esta vez tuvo una sola escala en Frankfurt, donde pudimos descansar unas horas, comer algo e incluso bañarnos, para luego emprender el 2do vuelo hasta la capital de China: Beijing.


Nos estaba esperando un guía que conocimos en el viaje anterior, nos llevó en una camioneta hasta el hotel, almorzamos al lado de la Plaza Tian An Men, caminamos por las cercanías hasta que se hizo de noche, cenamos y nos fuimos agotados a dormir para ya encarar el primer día entero en China.
Básicamente en Beijing la estadía fue dedicada al turismo: hicimos un recorrido en bicicleta por la calles y los hutongs, vimos la Opera de Beijing, comimos el famoso pato pekinés, recorrimos la Gran Muralla China( esta vez la sección Mutanyiu) donde sacamos centenares de fotos y pudimos apreciar un paisaje difícil de describir con palabras, comimos en la famosa calle Wang Fu Jing donde algunos se animaron a probar manjares exóticos, etc.
También tuvimos la oportunidad de conocer un parque cercano a la Ciudad Prohibida llamado Jingshan, donde la gente practica distintos deportes y actividades tales como tai chi, kung fu, canto, baile, dibujo, etc. Da placer ver gente de la tercera edad realizando actividades grupales o individuales, pero siempre moviendo el cuerpo, lo que los hace estar muy saludables, dignos de imitar. Desde una de las colinas se puede ver toda la ciudad prohibida, una vista privilegiada sin dudas. Al salir del parque, nos dirigimos justamente a caminar por la Ciudad Prohibida y al final de la tarde, algunos fueron a conocer el Mercado de la Seda, una especie de shopping para turistas donde todos los precios son “negociables” y los vendedores hablan inglés y algunos algo de español.
Beijing es una ciudad que es imposible conocerla en 5 días, pero por lo menos pudimos degustar algo de su esencia, de su cultura, su comida, y sus callecitas tan particulares y diferentes del resto de China!


Jinan

Luego de 1 hora y media de viaje en el tren bala, llegamos a la capital de la provincia de Shangdong: Jinan.
Ahí nos estaba esperando el Sifu Wang Zhao Wei, del estilo mantis. A este maestro lo conozco de mi 1er viaje a China en 2006. Nos llevaron al hotel, almorzamos y luego nos dirigimos a conocer un poco de la ciudad, paseamos por el Parque del Tigre Negro, luego fuimos a un lago inmenso muy bonito, y pasamos por el centro. Al anochecer, nos dejaron en el hotel para descansar.


Al día siguiente nos recibieron los maestros encargados de nuestro entrenamiento. Pasamos uno por uno a mostrar una forma: por el lado argentino hicimos un poco de cable de acero, bem bu quan, sable, hung gar, chang quan, espada, shaolin norteño, etc, y por el lado de los maestros chinos, nos deleitaron con formas de cha quan, hua quan, mantis, kwan dao, xing yi quan, etc. Acto seguido, nos entregaron unos regalos de caligrafía a cada uno, y nosotros devolvimos gentilezas regalando ropa de nuestra escuela.


Fueron 3 días de entrenamiento doble turno, en donde aprendimos formas de distintos estilos tales como hua quan, cha quan, tang lang quan, armas, etc. Los maestros nos han enseñado con una paciencia y un cariño admirables, incluso el Maestro de cha quan nos invitó a su escuela donde varios de sus alumnos habían preparado una exhibición especialmente para nosotros, sin palabras!!!


Fue sin dudas una linda experiencia el haber entrenado en esta ciudad, y compartir con otros maestros de tan alto nivel, tanto humano como marcial.


Jining

Tomamos el tren hasta la ciudad de Jining, nuestro próximo destino dentro de la mismo provincia de Shangdong.
Ahí nos estaban esperando los Sifus Zhang, Liu y Suam, discípulos del Maestro Wang An Lin, líder mundial del estilo Wen Sheng Quan.
Ese mediodía el amigo de Zhang, Wang Bin (a quien conocimos en su visita a Argentina en Mayo de 2012), nos agasajó a todos con un almuerzo en un lugar muy agradable, con decenas de platos de todo tipo. Luego fuimos al hotel a descansar y prepararnos para comenzar con nuestro entrenamiento.
El entrenamiento en Jining duró una semana completa y fue en doble turno.


Básicamente continuamos con el programa, vimos palancas, algunos lances, aplicaciones, corrección de formas, etc. La idea principal tanto de Zhang como de Liu fue que podamos entender los principios del wen sheng quan y tratar de aplicarlos de manera correcta, bajo su supervisión. Es un estilo muy particular, con características claras, pero no es nada fácil de desarrollar, requiere mucha paciencia y constancia.
Uno de los días de práctica vinieron del noticiero de Jining a hacernos una nota para la TV, y otro día llegó un periodista para el diario local donde me entrevistó junto con el Sifu Zhang, material que tenemos registrado y guardado como lindo recuerdo!


Uno de los días entre tanto entrenamiento fuimos a visitar Qufu, la ciudad natal de Confucio. Allí nos llevaron a recorrer la mansión, el bosque donde descansan sus restos y los de sus descendientes, y por último el Templo de Confucio. Cada vez que voy a Qufu siento una paz increíble, es de esos lugares que son difíciles de describir, pero con un encanto muy especial.


La semana en general en Jining fue muy productiva en todo sentido, pudimos entrenar mucho, conocer la ciudad antigua, recorrer sus calles y disfrutar de muy rica comida, afianzar aún más los lazos con los maestros, y hacer en síntesis , vida de kung fu. Nos fuimos de Jining muy agradecidos con los maestros por su enorme generosidad, y comprometidos a seguir aprendiendo tan lindo estilo de kung fu!


Luoyang: Templo Shaolin y Villa de Chen Jia Gou

Luego de un viaje en tren de 9 horas, arribamos a la ciudad de Luoyang. Nos acomodamos en el hotel y nos fuimos directamente a dormir sin cenar del cansancio que teníamos todos.
Al día siguiente fuimos a ver las Grutas de Longmen, donde se pueden ver decenas de estatuas de Buda, y un paisaje increíble.


Al otro día, partimos para Dengfeng, y de ahí a visitar el famoso y mítico Templo Shaolin, parada obligada para todos los amantes del kung fu! Cada vez que voy al templo me pasa lo mismo, siento una paz interior y una tranquilidad asombrosa, es un lugar con mucha historia y agradezco la posibilidad de poder simplemente caminar por esas tierras. Esta vez al estar en Dengfeng durmiendo, nos pudimos quedar en el templo hasta que se hizo de noche, cosa que vale la pena… incluso visitamos una escuela aledaña donde viven chicos que se dedican a entrenar diariamente kung fu!


Otro día decidimos visitar una sección de los Montes Songshan, una de las 5 montañas sagradas del taoísmo de China. La vista es increíble, se puede ver el templo Shaolin y Dengfeng claramente.
Al día siguiente fuimos a visitar la villa de Chen Jia Gou, según algunos historiadores, la cuna del taijiquan. Allí recorrimos su calle principal, fuimos a un lugar muy lindo dedicado al creador del estilo Chen: Chen Wang Ting.

Luego almorzamos, y visitamos una escuela, y luego nos dirigimos a ver la escuela del maestro Chen Bing, uno de los máximos referentes del taijiquan estilo Chen de la actualidad, sobrino del gran Chen Xiao Wang. Ahí vimos de casualidad una exhibición de varios alumnos jóvenes y antiguos de la escuela, incluso Chen Bing mostró un fragmento de una forma. Luego de eso, el Maestro pidió hablar unos minutos conmigo, y recordamos la charla que tuvimos en el 2010, y hablamos de otros temas.


Nuestro último día en Luoyang lo dedicamos a visitar el Templo del Caballo Blanco, según la leyenda, el 1er templo budista construido en China en el anio 68. Al mediodía almorzamos cerca del hotel, y partimos para el aeropuerto.


Lijiang

Luego de hacer escala en Kunming, finalmente llegamos de noche a la ciudad de Lijiang, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997. Paramos justamente en la parte antigua de Lijiang, sin dudas, la más bonita!


A esta ciudad claramente vinimos a hacer turismo, así que aprovechamos para recorrer sus calles empedradas, conocer sus casas antiguas, hacer algunas excursiones a las villas de los naxi y a unas montañas de más de 3000 metros de altura donde contemplamos una vista increíble, además de visitar sus templos tibetanos. Fueron 5 días paseando y disfrutando de semejante privilegio!


Shanghai

Nuevamente vía avión para aprovechar al máximo el tiempo en China, llegamos a la ciudad de Shanghai, la ciudad más poblada de China. El contraste con Lijiang lo notamos enseguida, pero ambas tienen su encanto, sólo hay que saber descubrirlo…
Por las mañanas entrenamos en la famosa Asociacion Chin Woo, y por las tardes nos dedicamos a conocer y pasear por distintos puntos de la ciudad.


Las prácticas consistieron en estiramiento, preparación física, trabajo de caminatas y patadas varias, y formas de la asociación. Las 2 profesoras fueron muy cuidadosas en los detalles, y nos transmitieron sus conocimientos de manera clara y cordial. El último día el vicepresidente de la Chin Woo junto con los profesores nos invitaron a un almuerzo de despedida, donde nos entregaron unos presentes y nosotros retribuimos con los nuestros.


En cuanto a los paseos, no podíamos dejar de visitar la famosa Pearl Tower, la Bahía donde pasa el Huang Bu River, People’s Square, la Nanjing Road, el Parque Yu, etc.


Hong Kong

El último destino como grupo inicial sería la ciudad de Hong Kong, donde ya con el cansancio acumulado y lógico de un mes viajando, lo tomamos de una manera relajada.
Aquí algunos fueron al Templo Man Mo, otros optaron por visitar Lantau Island y ver el Buda Gigante, varios fuimos al Victoria Peak para contemplar esa vista maravillosa de toda la ciudad, incluso un día algunos fuimos al Disney de Hong Kong!


Lo que sí hicimos todos juntos fue tomarnos el ferry y llegar a Macau, una de las 2 regiones administrativas especiales de China junto con Hong Kong. Allí visitamos el casco antiguo que tiene por supuesto clara influencia portuguesa, y luego en un micro nos llevaron a conocer los casinos y cenamos finalmente en el Hard Rock. Fue una experiencia distinta que nos había quedado pendiente del viaje anterior.
Ya en nuestro último día los chicos hicieron las compras finales, y luego de la cena, nos despedimos. El viaje había llegado a su fin, con mucha nostalgia pero contentos de haber pasado un mes increíble en China, donde pudimos afianzar aún más la relación Si-to.

Tailandia

Mi viaje iba a continuar, esta vez acompañado  por 2 alumnos que quedaron del grupo inicial, Mariano y Daniel.
El avión nos dejó en la capital de Tailandia: Bangkok. Allí visitamos varios lugares como el Palacio Real, el templo del Buda de Esmeralda, recorrimos en barco el río principal de la ciudad hasta que nos dejaron en el Templo del Buda Gigante acostado, también hicimos una excursión a una serie de templos y ruinas viejas en las cercanías de la ciudad, y hasta nos dimos el lujo de ir a un micro estadio donde había 9 peleas de muay thai profesionales. Ese espectáculo es digno de ver, incluso en la séptima pelea vimos un terrible KO!


Luego de nuestra estadía en Bangkok, fuimos en avión hasta Phuket, de ahí en ferry hasta la isla Phi Phi, un lugar realmente de película, donde todo trayecto se hace caminando ya que no hay autos ni motos, y donde el clima tropical más lo hermoso de la isla, hacen que uno pueda pasar unos días descansando luego de tanto transitar en este viaje…así que eso hicimos, descansar, disfrutar de las playas y del mar, y relajarnos para esperar nuestro siguiente compromiso: volver a entrenar wen sheng quan en Jining.


Jining, parte 2

El viaje hasta Jining sin dudas fue muy largo, arrancamos en Phi Phi, de ahí ferry a Phuket, visita de una de sus playas, al día siguiente vuelo hasta Kuala Lumpur en Malasia donde estuvimos varios horas en tránsito, así que aprovechamos el tiempo yendo a visitar las Torres Petronas, y el parque aledaño, y ya a la noche tomamos el  vuelo hasta Beijing, donde llegamos a las 4 am.


Al día siguiente casi a las 19 hs arribamos a Jining, dejamos la valija en el hotel, cenamos y a descansar.
Estuvimos una semana entera en esta ciudad, cuna del wen sheng quan. Allí el entrenamiento fue muy parecido al mes anterior con el grupo, sólo que esta vez, nos enseñaron una forma de Chen Taijiquan, que el Maestro Wang An Lin enseña a muy pocos alumnos, y además por mi parte continué con el programa de wen sheng quan, puliendo detalles, corrigiendo errores, y entendiendo conceptos importantes tanto de taijiquan como de wen sheng quan. Zhang, Liu y el Maestro Wang An Lin nos hacen saber que están muy contentos con nuestro entrenamiento, y con la manera que el grupo se manejó en todo momento, y nos esperan en Jining para que continuemos con este maravilloso arte!


Luego de la última cena en que fuimos homenajeados, al día siguiente nos despedimos muy emocionados de los maestros, y partimos para Beijing, para emprender el regreso a nuestro bendito país: Argentina!


Conclusión

El Núcleo Wugong trajo 11 miembros a entrenar a China, en 3 ciudades distintas como Jining, Jinan y Shanghai. Y dejando una buena imagen con los maestros!! Es mi orgullo personal y aprovecho para agradecerles públicamente a mis queridos alumnos que se comportaron 10 puntos durante las prácticas y respetando a los maestros! Se ha formado un lindo grupo , y eso es fundamental en un viaje tan largo como el que hicimos.

Pude aprender muchísimas cosas, no sólo de kung fu, sino de la vida en general, y conocer aún más a mis alumnos y a los maestros que con tanto amor nos han enseñado.


Le doy gracias a Dios por haber tenido la posibilidad de viajar a un país como China por 3era vez, con una cultura muy distinta e interesante de ver y conocer!

Y gracias a todos mis queridos alumnos que mandaron siempre ondas positivas para que el viaje resulte un éxito!!

Gracias a mi Maestro Claudio Di Renzo, por ser el ejemplo de cómo siempre hay que seguir perfeccionándose y capacitándose.

Por último agradezco a los profesores Miguel Valdora, Ariel Calo, Gregory Ovchinnikov, Javier Toscano y a todos aquellos que de una u otra manera colaboraron para que el núcleo siga funcionando de la misma manera (o mejor aún) que cuando me toca encabezarlo!!

La misión está cumplida: viajar a China para traer el mejor kung fu tradicional, para nuestra escuela, y para las generaciones futuras!

 


 

Sifu Martín Ugarte
Lai Kung Fu
Director del Núcleo Wugong